black diamond casino no deposit bonus codes 2018 casino de madrid maitres slotland casino no deposit bonus codes 2019 online casino no deposit bonus instant play

NIÑO INTERIOR Y NIÑO HERIDO

NIÑO INTERIOR Y NIÑO HERIDO

Es necesario que los padres sepan que el trato que dan a sus hijos, les va a determinar la felicidad o infelicidad en el futuro, y para el resto de sus vidas, hasta que encuentran la manera de rescatar de su interior todo lo bueno que hay en ellos y que durante la infancia y adolescencia tienen que «tapar» para adaptarse a las exigencias de los padres, pues sin sus cuidados, no podrían sobrevivir.

El concepto de Niño Interior es muy antiguo, pero ha sido en las décadas de los 70-80 del pasado siglo XX cuando se ha desarrollado y ha alcanzado la importancia que tiene hoy, al hablar de los problemas que nos encontramos en la edad adulta, que en su mayoría derivan de las vivencias traumáticas vividas en nuestra infancia y/o adolescencia.

El NIÑO HERIDO, es el aspecto del YO que puede haber sufrido de maltrato o descuido físico, sexual y/o emocional y lleva consigo todos los miedos, las falsas creencias y comportamientos controladores que han acarreado estas experiencias, y sigue vivo dentro de nuestro subconsciente generándonos una y otra vez los mismos problemas.

Estos miedos generados por nuestras falsas creencias, fueron la única manera de sentirnos a salvo cuando éramos niños, pero de adultos, nos hacen daño y nos proporcionan sufrimiento en nuestras vidas.

FALSAS CREENCIAS:

Debido al trato que nos dieron de niños, nos vimos obligados a adquirir unas creencias acerca de nosotros mismos que son FALSAS como por ejemplo:

  • no me querrán si no me porto bien
  • no sirvo para nada
  • no llegaré a nada en la vida
  • nunca tendré dinero
  • no merezco amor y me lo tengo que ganar
  • no soy bueno/a en nada
  • si alguien pelea es por que he hecho algo mal
  • mis hermanos son mejores que yo
  • si me pasa algo bueno, es cuestión de suerte
  • si el/ella me deja es por que soy defectuoso/a
  • etc.

Todas estas creencias, se forjaron en el niño desde que es concebido hasta los 8-10 años de edad, haciéndose más fuertes en la adolescencia al carecer y haber carecido de unos ADULTOS AMOROSOS que hayan dado al niño apoyo y amor incondicional.   Esto no quiere decir que no haya que educar al niño, hay que educarlo pero con amor, respeto, amabilidad, comprensión y apoyo: siendo un ADULTO AMOROSO.

Es muy común escuchar frases como esta: “La felicidad no llega a la puerta; hay que salir a buscarla y pelear por ella”.

Esto nos muestra la creencia de que la felicidad viene de fuera, y es incierto al 100%, ya que la FELICIDAD Y EL DOLOR, están dentro de nosotros, lo que ocurre es que nos da miedo mirar adentro temiendo encontrar dolor y algo malo o defectuoso en nosotros, y no sabemos que sí, está dentro, pero también está dentro de nosotros la Felicidad,la Alegría, la Espontaneidad, la Ilusión, la Luz que todos tenemos  dentro.

Siempre digo que ambas cosas están en el «mismo cajón», y para sacar lo bello de ese cajón, nos vamos a encontrar también con el dolor.

Este NIÑO HERIDO, sigue en nosotros dando lugar al YO HERIDO que todos llevamos dentro, y que para tapar el dolor, adquiere comportamientos adictivos para seguir sobreviviendo,  y  teme ser RECHAZADO O ABANDONADO, teme perder a los demás y perderse a sí mismo, espera protegerse y controlar lo que teme mediante la ira, la culpa, la resistencia, la huida o la sumisión, una manera poco feliz de vivir.

Usa cualquier actividad para huir del dolor, usa cualquier adicción para huir de la soledad, de la angustia, del miedo al abandono, del miedo a no ser válido, a no valer, etc.

Y todas estas conductas adictivas, se pueden curar mediante el Amor Incondicional,la Compasión y la Aceptación.

Entonces los padres ya tenemos la solución para evitar que nuestros hijos tengan que construirse un YO HERIDO, tratándolos como los Adultos Amorosos que consuelan, comprenden, apoyan y protegen a sus hijos.

 

 

Facebooktwittergoogle_plus

Deja tu testimonio

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *